Fábulas, cuadros, cine y teatro

Dándole vueltas a cómo empezar el tema de la Ilustración, al final me he decantado por un clásico de esta época: las fábulas.

Recordemos, ¿qué son? ¿qué características tienen?

Tal vez vendría bien leer alguna para recordar mejor sus rasgos. Aquí tienes una de Esopo, escritor griego que sirvió de inspiración a autores posteriores:

raton

El ratón campestre y el cortesano

Un ratón campesino tenía por amigo a otro de la corte, y lo invitó a que fuese a comer a la campiña. Mas como sólo podía ofrecerle trigo y yerbajos, el ratón cortesano le dijo:

-¿Sabes, amigo, que llevas una vida de hormiga? En cambio yo poseo bienes en abundancia. Ven conmigo y a tu disposición los tendrás.

Partieron ambos para la corte. Mostró el ratón ciudadano a su amigo trigo y legumbres, higos y queso, frutas y miel. Maravillado el ratón campesino, bendecía a su amigo de todo corazón y renegaba de su mala suerte. Dispuestos ya a darse un festín, un hombre abrió de pronto la puerta. Espantados por el ruido, los dos ratones se lanzaron temerosos a los agujeros. Volvieron luego a buscar higos secos, pero otra persona incursionó en el lugar, y al verla, los dos amigos se precipitaron nuevamente en una rendija para esconderse. Entonces el ratón de los campos, olvidándose de su hambre, suspiró y dijo al ratón cortesano:

-Adiós, amigo, veo que comes hasta hartarte y que estás muy satisfecho; pero es al precio de mil peligros y constantes temores. Yo, en cambio, soy un pobrete y vivo mordisqueando la cebada y el trigo, mas sin congojas ni temores hacia nadie.

Puedes vivir con lujos y problemas, o en la tranquila pobreza.

Una más:

fabula-liebre-tortuga

La liebre y la tortuga

En el mundo de los animales vivía una liebre muy orgullosa, porque ante todos decía que era la más veloz. Por eso, constantemente se reía de la lenta tortuga.

-¡Miren la tortuga! ¡Eh, tortuga, no corras tanto que te vas a cansar de ir tan de prisa! -decía la liebre riéndose de la tortuga.

Un día, conversando entre ellas, a la tortuga se le ocurrió de pronto hacerle una rara apuesta a la liebre.

-Estoy segura de poder ganarte una carrera -le dijo.

-¿A mí? -preguntó, asombrada, la liebre.

-Pues sí, a ti. Pongamos nuestra apuesta en aquella piedra y veamos quién gana la carrera.

La liebre, muy divertida, aceptó.

Todos los animales se reunieron para presenciar la carrera. Se señaló cuál iba a ser el camino y la llegada. Una vez estuvo listo, comenzó la carrera entre grandes aplausos.

Confiada en su ligereza, la liebre dejó partir a la tortuga y se quedó remoloneando. ¡Vaya si le sobraba el tiempo para ganarle a tan lerda criatura!

Luego, empezó a correr, corría veloz como el viento mientras la tortuga iba despacio, pero, eso sí, sin parar. Enseguida, la liebre se adelantó muchísimo.Se detuvo al lado del camino y se sentó a descansar.

Cuando la tortuga pasó por su lado, la liebre aprovechó para burlarse de ella una vez más. Le dejó ventaja y nuevamente emprendió su veloz marcha.

Varias veces repitió lo mismo, pero, a pesar de sus risas, la tortuga siguió caminando sin detenerse. Confiada en su velocidad, la liebre se tumbó bajo un árbol y ahí se quedó dormida.

Mientras tanto, pasito a pasito, y tan ligero como pudo, la tortuga siguió su camino hasta llegar a la meta. Cuando la liebre se despertó, corrió con todas sus fuerzas pero ya era demasiado tarde, la tortuga había ganado la carrera.

Aquel día fue muy triste para la liebre y aprendió una lección que no olvidaría jamás: No hay que burlarse jamás de los demás. También de esto debemos aprender que la pereza y el exceso de confianza pueden hacernos no alcanzar nuestros objetivos.

———————————————————————-

¿Las recordabas? ¿Te las contaron de pequeño? ¿Te parecen simples?

Pues bien, intenta imaginar cómo serían los lectores españoles del S.XVIII a los que se las dirigían fabulistas como Iriarte y Samaniego.

Si te cuesta hacerte una idea te propongo una cosa. Vamos a ver unos minutos del primer capítulo de “El Ministerio del Tiempo”. La acción está ambientada en esta época. De hecho, algunos de sus personajes te sonarán por lo que hayas aprendido en clase de Historia. Fíjate en cómo vestían, actuaban, hablaban y qué comentarios hacían sobre lo que esperaban de la vida (a partir minuto 43+-)

cabecera-el-ministerio-del-tiempo

¿Te has fijado en lo que dice la chica que trabaja en la fonda? “Total para tener hijos y fregar”, o “Yo no sé leer”.

¿Crees que era una situación atípica? La verdad es que el pueblo llano era analfabeto en su gran mayoría. Por eso un grupo de intelectuales, los ilustrados, influenciados por lo que estaba pasando en Francia, luchaban porque la cultura llegara a todos. Su máxima era: “Todo para el pueblo pero sin el pueblo”. Parece una contradicción. ¿Sabes qué significa?

Observa ahora siguiente vídeo. Podrás ver cómo se vivía en la corte.

 

¿Qué te ha parecido? ¿Te has fijado en la cantidad de tapices, joyas y lujo que hay? ¿Has reconocido el nombre de algún personaje? ¿Crees que toda esa gente quería que el pueblo tuviera acceso a la educación y pudiera llegar a influir en las decisiones políticas?

Este fragmento pertenece a la película “Goya en Burdeos”. El pintor zaragozano vivió de primera mano todos estos acontecimientos y, la verdad, no lo llevó muy bien.

De espíritu liberal, apoyó a los afrancesados y con la vuelta del poder absolutista, decidió emigrar a Burdeos (Francia).

Los siguientes cuadros muestran tanto las características que definían a los diferentes grupos sociales como la evolución que experimentó su pintura:

rina-meson-del-gallo

Riña en el mesón del gallo

muchachos-cogiendo-fruta

Muchachos cogiendo fruta

goya-merienda-en-el-manzanares

La merienda

gallinita-ciega

La gallina ciega

las-lavanderas-goya

Las lavanderas

También retrató a la familia real

familia-carlos-iv-goya

Son cuadros costumbristas. ¿Qué pudo ocurrirle para que acabara dibujando los caprichos

el-sueno-de-la-razon-produce-monstruos-500x692

y las pinturas negras? Mira qué diferencia:

akelarre

El akelarre

viejos_comiendo_sopa

Dos viejos comiendo

goya-perro_semihundido

Perro semi hundido

¿Crees que hay paralelismo entre lo que pasaba en el país y lo que pintaba?

———————————————————————

Acude ahora a tu libro. Fíjate en las características destacadas en los diferentes puntos e intenta acoplarlas a lo que has visto a lo largo de la entrada. ¿Tienen relación?

Quizás te ayuden estas palabras que dice un Goya ya envejecido y enfermo al final de la película:

“Qué época más siniestra nos ha tocado vivir. Yo hubiera querido otra cosa para mi país, pero la ignorancia, las intrigas y las corruptelas se adueñaron de todo. Los liberales creímos que Francia, que era nuestro ejemplo a imitar, nos ayudaría en la ilustración de un pueblo analfabeto, abandonado de la mano de Dios y de sus monarcas. Pero Francia buscaba su propio beneficio y la invasión de España por su ejército. La imposición de un nuevo monarca y, más tarde, la desfachatez de que un hermano del propio Napoleón dirigiera nuestros destinos, colmaron nuestra paciencia.”

goya_en_burdeos

 

Anuncios

4 comentarios en “Fábulas, cuadros, cine y teatro

  1. Ha quedado muy chula esta entrada del blog! El trabajo me gustó mucho y pienso que todos disfrutamos mucho de las charlas y debates que surgieron👌🏼😘

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s