Llegir, reflexionar i actualitzar amb l’Odissea :)

Ja hem començat a llegir L’Odissea amb el grup de PR4 i, encara que l’inici no va ser massa bo (el primer dia ningú va portar el llibre a classe), ara estan agafant ritme.

La proposta és connectar la història d’Ulisses a l’actualitat tant com puguem. Per a fer-ho, en acabar cada capítol plategem una qüestió que han de contestar. D’aquesta manera, a més de la comprensió lectora treballem l’expressió escrita i desenvolupem el món de les inferències.

20181031_093752

Per exemple, a partir del primer capítol, “El retorn d’Ulisses”, els alumnes havien de buscar una situació de l’actualitat que, a l’igual que passa en l’illa dels lotòfags, ens atrape la voluntat. Després de pensar un poc van eixir uns quants exemples:

-Els vídeojocs, perquè de vegades fan que ens importen més que la vida real.

-Les drogues i l’alcohol, perquè fan oblidar els problemes.

-Les xarxes socials, perquè importa més la vida falsa que la real.

-Les sèries i la televisió, perquè aconsegueixen que ens fixem més en la vida dels altres que en les nostres. Ens evadixen de la realitat.

-El gimnàs, perquè arriba a obsessionar a algunes persones.

20181107_081514

Amb el segon capítol, “El país dels ciclops”, havien de buscar un paral·lelisme amb Polifem, és a dir, amb algú que, ara, tracte mal als desconeguts que hi arriben.

En aquesta ocasió la resposta va ser més tancada. Tots els alumnes pensaren en Donald Trump i les seues mesures contra la immigració. Després de les últimes notícies que ens arriben dels EEUU, aquesta setmana inclourem també la lectura d’algun diari que puga mantindre’ns al dia de les decisions que va prenent respecte a la caravana de centreamericans que es dirigeixen cap al nord.

I, desgraciadament, aquest no seria ni l’únic exemple ni l’única notícia a tractar. Necessitem els clàssics per recordar tot el que té de bo l’ésser humà, però també per no oblidar el que té de dolent.

20181107_083355

A poc a poc, amb l’ajuda de les aventures d’Ulisses, anem reflexionant també sobre la nostra vida. Els capítols ens ofereixen la possibilitat de revisar què passa en el nostre dia a dia. Per exemple, amb la visita a l’illa d’Eòlia, vam preguntar-nos en quina ocasió hem estat a punt d’aconseguir alguna cosa desitjada però l’hem perdut en l’últim moment. O amb l’estada en l’illa de Circe, que els rep bé per a convertir-los després en porcs… En quina situació actual podrien trobar un paral·lelisme?

Amb les màfies que trafiquen amb immigrants, amb polítics que prometen fins que passen les eleccions, amb els bancs que diuen voler ajudar als pobres però no ho fan…

També ens hem comparat amb Sísif i amb la dessa Atena si, en alguna ocasió, hem sentit que algú ens castigava amb insistència o hem sigut els únics en ajudar un altre que ho estava passant malament.

Podríem continuar, però no cal. Açò només és una mostra.

20181107_083838

És un goig veure’ls enganxats a les pàgines, comprovar com van captant la idea d’actualitzar les aventures que descobrim i els temes que es tracten amb la nostra realitat. A  més, coneixen les pel·lícules de Percy Jackson i els ajuda a relacionar amb personatges, mites i déus. Paga la pena invertir el temps de classe en llegir, i més, si són clàssics.

Algú més s’anima?

Anuncios

Desmontando a Shakespeare

¿Quién fue Shakespeare? ¿Lo sabemos con certeza? La mayor parte de sus datos biográficos son confusos. Sabemos que se casó con una mujer algo mayor que él porque quedó embarazada, también que el matrimonio no fue muy bien y que, al final, posiblemente por problemas con la caza ilegal, se marchó a Londres.

Allí entró en contacto con el ambiente del teatro, empezó a relacionarse con actores y compañías y también empezó a escribir.

Mucho se ha hablado de su verdadera identidad porque, ¿podía un hombre de aquella época tener los conocimientos necesarios para componer poesía y teatro repletos de referencias clásicas? ¿Hasta qué punto un joven con sólo estudios básicos tenía acceso entonces a historias medievales europeas, a la mitología y a los grandes autores grecolatinos?

La leyenda de otro escritor a la sombra planea sobre su cabeza. ¿Marlowe, quizás?

cabeza shakespeare geralt

Imagen Geralt

Porque no se trata sólo de esas referencias. Si releemos sus grandes dramas podemos plantearnos hasta qué punto Shakespeare fue sólo un escritor que rindió homenaje a otras épocas de Inglaterra y de Roma, que habló del amor, los celos, la venganza, la ambición, etc. o bien fue un hombre de una gran cultura que supo ver la parte más oscura del ser humano y la retrató en sus obras dejando ejemplos de lo bueno y lo malo que nos forma a través de personajes que ya son clásicos.

La vida está llena de conexiones invisibles (pero latentes) que nos hacen entender una lectura de manera diferente según nuestro estado de ánimo. Hace unas semanas, como preparación a una actividad de clase, me lancé a releer Otelo en busca de personajes femeninos que no son tan conocidos como Ofelia o Lady Macbeth para ver qué punto de vista de la mujer ofrecían. Para empezar, encontré un personaje que me desvió de mi primera idea. Iago me sorprendió desde el principio. Es un soldado con aspiraciones a capitán cuya ambición (explícita línea a línea) va de la mano de la traición. No se esconde:

“Así hago  siempre de mi loco, mi bolsa; pues profanaría mi propio conocimiento adquirido si gastara el tiempo con tal idiota si no fuera para mi diversión y provecho”, dice al final del I acto, y continúa explicando su plan contra Otelo: “El Moro es de carácter generoso y abierto, y cree honrados a los hombres en cuanto lo parecen, y se dejará llevar tan fácilmente por la nariz como los burros. Ya lo tengo: está engendrado. El infierno y la noche han de dar a la luz del mundo este engendro monstruoso”.

othello_1995 film wikipedia

Othello. película 1995. Wikipedia

El tiempo se ha encargado de relacionar a Otelo con los celos, y es cierto que es un tema presente en la obra, pero creo que si sólo lo dejáramos así nos estaríamos olvidando de una parte importante : el egoísmo, la ambición y la traición a cambio de un objetivo.

Si lo miramos bien, el personaje principal no es el Moro, sino este falso amigo que, una vez ganada la confianza de su superior, se lanza tras una venganza injusta.De hecho, no para hasta acabar con varios de sus allegados, incluida su mujer.

Su frialdad asusta: “He restregado a este muchachito casi hasta lo vivo, y se está enojando. Ahora, tanto si mata a Cassio como si Cassio le mata a él, o si se matan mutuamente, de todos modos, es ganancia mía”, declara al principio del V acto.

Si seguimos la evolución de sus palabras a lo largo de toda la obra, queda claro que es la mano que teje la red en la que Otelo, crédulo y flojo en cuestiones personales, caerá induciéndole a asesinar a Desdémona, inocente presa desde el principio hasta el final.

desdemona pinterest

Desdémona, película 1995. Pinterest.

Y aquí llegamos a otro punto interesante para intentar desgranar las intenciones de Shakespeare. En muchas de sus obras relaciona a las mujeres con la frialdad, la maldad y el interés (la reina Gertudris, lady Macbeth, las hermanas mayores de Cordelia en el Rey Lear); en otras ocasiones las muestra dóciles, inocentes y obedientes (Ofelia); o habla mal de ellas cuando expresa el desagrado que le produce verlas maquilladas. Hamlet, en el III acto le espetará a Ofelia: “Sé muy bien lo de vuestros afeites. Dios os da una cara y vosotras os hacéis otra. Andáis a saltitos o pausado, gangueando bautizáis todo lo creado, y hacéis pasar por inocencia vuestros dengues”.

Ophelia_1910 waterhouse wikip

Ofelia, Waterhouse. Wikipedia.

Si nos quedáramos ahí, sería fácil caer en la idea de que estamos ante un escritor machista. ¿Pero sería acertado? ¿Criticaba Shakespeare a las mujeres o simplemente plasmaba una realidad que se daba en aquel momento?

Prefiero quedarme con esta segunda opción. Y algunos personajes femeninos vienen a corroborarlo. Tanto Julieta como Desdémona rompen las normas establecidas, desobedecen a sus padres y  se casan a escondidas con los hombres que aman. Cierto, aunque alguien podría alegar que ambas acaba muriendo… ¿Castigo?

Película Romeo y Julieta, 1996

Quizá, para salir del entuerto, nos sirvan las palabras sorprendentes de Emilia, esposa del traidor Iago quien, al final del IV acto (Otelo), expone de manera contundente un alegato en defensa de la igualdad entre géneros ¡en el S.XVII! mientras habla con Desdémona de la infidelidad en la pareja.

DESDÉMONA: (…) ¡Ah estos hombres, estos hombres! Dime, Emilia, ¿crees en conciencia que hay mujeres que engañan a sus maridos de ese modo tan bajo?

EMILIA: Hay algunas, no cabe duda.

DESDÉMONA: ¿Harías tú algo así por nada del mundo?

EMILIA: Pues, ¿no  lo haríais vos?

DESDÉMONA: No, por esta luz del cielo.

EMILIA: Yo tampoco con esta luz del cielo: más me valdría hacerlo a oscuras.

(…)

DESDÉMONA: No creo que haya semejante mujer.

EMILIA: Sí, una docena, y tantas por añadidura como para llenar el mundo por el que han pecado. Pero creo que es culpa de los maridos si caen las mujeres, sea que aflojen en sus obligaciones y viertan nuestros tesoros en regazos extraños, sea que les dé por malignos celos, imponiéndonos sujeción, sea que nos peguen, o nos reducen nuestros medios por despecho. En fin, nosotras tenemos nuestra bilis, y aunque tengamos bondad, también sabemos vengarnos. Que sepan los maridos que sus mujeres tienen sentidos como ellos: ven, y huelen y tienen paladar para lo dulce y lo agrio, igual que los maridos. ¿Qué es lo que hacen ellos cuando nos cambian por otras? ¿Es un juego? Creo que lo es, y ¿lo produce la pasión? Creo que sí. ¿Es fragilidad lo que así yerra? Así es, también. ¿Y no tenemos nosotras pasiones y deseos de juego, y fragilidad, como los hombres? Entonces, que nos traten bien: si no, sepan que en los males que hacemos, sus males nos enseñan.

Es un testimonio inesperado para la época, ¿no creéis?

Es cierto que en las principales tragedias que escribió prevalece la imagen de mujeres frías, calculadoras o demasiado obedientes. Por eso me sorprende Emilia. ¿Y vosotros? ¿Habéis encontrado algún personaje de Shakespeare que os haya llamado la atención?

Os invito a leer sus obras. Seguro que encontraréis en ellas temas que siguen dándose hoy en día, y es que, por eso es un clásico, porque supo retratar con mano magistral los deseos, ideas, retos, preocupaciones, situaciones, etc. que desde siempre se han relacionado con el ser humano.

shakespeare libros prawny

Ilustración de Prawny

Recientemente leí un artículo precioso sobre el poder de la literatura para conectar con nuestros sentimientos. Se titulaba “La lengua del silencio” y estaba escrito por Elisa Rodríguez Court. Una de las frases decía: “la literatura es capaz de darle forma y sentido al silencio que nos habita, haciendo visible lo oculto y lo desconocido”. Adentrarse  en el mundo de Shakespeare (y del resto de los clásicos) es la mejor opción para darle voz a esos sentimientos que no sabemos cómo expresar.