La tragedia griega suena a rock psicodélico

Me pregunto si Edipo sentiría la desazón y el vértigo que intentan expresar Jim Morrison y sus chicos en “The end”, uno de los temas emblemáticos de The doors.

¿Será cierta la relación que se ha querido ver entre la letra de la canción y la historia del mito griego? ¿Conocían los americanos la gran tragedia?

La idea puede desprenderse de parte de la letra. Es cierto que el tema fue escrito en una época convulsa en los EEUU, pero ¿por qué no establecer un puente entre el mensaje y el contenido persuasivo de la obra de Sófocles?

“Éste es el fin, querida amiga, de nuestro complicado plan, de lo que queda en pie… tus ojos no podré ver más”.

Y sigue.

the_doors-542286540-large

(imagen Film Affinity)

Los versos en los que habla de su familia, de entrar en la habitación y ver a su hermana, a su hermano, de matar al padre y tener más que palabras con su madre nos llevan a poder interpretar esa relación entre la canción y el clásico.

Y es que la historia de Edipo, como la de Jim Morrison, no es nada sencilla.

Aunque ninguna culpa se le pueda atribuir, aunque sus actos sean puros (en principio), el lector juega con un as en la manga: sabe de su linaje, quiénes fueron sus padres y qué hicieron.

Aun así, Sófocles mantiene la tensión a lo largo de los episodios. ¿Llegará Edipo a descubrir a tiempo quién es realmente? ¿Conseguirá Yocasta parar la investigación y hacerlo desistir? ¿Existirá la clemencia de los dioses que querrán cambiar el destino desafortunado del rey de Tebas?

Si miramos hacia atrás, hay mucho que explicar. Si alguien piensa que tiene una familia complicada es porque no conoce a ésta.

Edipo está ligado a Tebas aunque él se pasa más de media vida sin saberlo. Uno de sus antepasados, Cadmo, fundó la ciudad cuando iba en busca de su hermana Europa (que había sido raptada).

rapto de europa

Tras mucho deambular, el oráculo de Delfos le dijo que, en realidad, estaba allí para fundar una nueva ciudad. Y así lo hizo. Tras solucionar un problemilla con un dragón, se casó con Harmonía y tuvieron una gran descendencia.

Uno de ellos, Polidoro, será el abuelo de Layo,heredero del trono de Tebas que  mantendrá un comportamiento violento con Crisipo, el hijo de los regentes que le dieron asilo cuando le desterraron de la ciudad.

Fruto de este acto, llegará la maldición de toda su estirpe. Y el primero en pagar será Edipo. Si quieres saber cómo sigue la historia, te recomiendo que leas una de las grandes tragedias griegas porque, como siempre acabamos diciendo, los clásicos lo son por algo y su lectura nos ayuda a entender la adversa realidad que muchas veces nos rodea.

Entra en el mundo de los mitos, dioses y leyendas y experimenta la catarsis del conocimiento 😉

Anuncios

Teatro al aire libre

El teatro hay que representarlo, por eso, después de haber leído “Edipo rey” en clase fuimos hasta el río para representar al aire libre algunas de las escenas más importantes de esta gran tragedia.

Nada mejor que dar vida a las palabras. Vuestra actitud fue excelente desde el primer momento, y la entrega a los papeles elegidos, completa.

 

Sorprende ver cómo cambiáis, cómo os transformáis para entrar en la piel de los personajes: Yocasta, Edipo, Creonte, el servidor de Layo, el de Pólibo, Tiresias… Habéis sentido empatía por cada uno de ellos y habéis hecho creíble la historia del rey de Tebas.

También habéis demostrado que sabéis trasladar aquella problemática a nuestros días. Por ejemplo, muchas películas muestran la ceguera de los protagonistas, como tiene claro Irene Modesto después de analizar “La Isla”; o César Villanueva con “Avatar”. En ambas se plantea una situación que esconde circunstancias adversas, o que son un mero espejismo de otra realidad muy diferente.

Lo mismo ocurre en “Grito por ver la luz”, libro que ha analizado Jacobo Alcocer ante la doble vida que lleva uno de los personajes principales y que afecta al desarrollo de toda la historia.

Y mucho más.

Enhorabuena a todos por vuestro trabajo. Empezaremos a pensar en la próxima lectura y buscaremos emplazamiento para repetir la experiencia 🙂

20171110_124841